0 Comments
Halima Cuadra
4:49 pm

Se buscan actores principales

balance-224644
Tengo un buen amigo que siempre pone esta frase en su estado de Facebook: “Yo soy el actor principal de mi vida”. Debo confesar que hace un tiempo cuando lo leía pensaba que era un egoísta que solo pensaba en él, hasta me molestaba. Estaba tan lejos de comprender lo que él decía.

Gracias a este camino del yoga, que he escogido para mi vida, he llegado a ser una persona muy confiada. Pienso que todos somos buenos por naturaleza hasta que se demuestre lo contrario, y cuando se demuestra lo contrario no es que esa persona sea mala sino que tiene unos motivos que no conozco.

Realmente creo que nadie se levanta en la mañana pensando como hacerle daño al de a lado, al compañero de la oficina, a su amigo, a su pareja, al perro o al gato. Nadie sale al tráfico y empieza a pitar por que te quiere molestar a ti personalmente.

La gente tiene su propia agenda en la cual tu vida y lo que tu quieras es secundario.  Y me voy a explicar un poquito más.
  • El que te está pitando lo hace por que piensa que así te vas a apurar y él o ella va a llegar a donde va más rápido.
  • Si alguien te “serrucha el piso” en la oficina, no es por que te quiere causar daño a ti, sino por que esta persona quiere escalar u obtener una mejor posición laboral, tú eres simplemente un daño colateral.
  • Si tu novia te dice que eres un mal novio por que no la escuchas (y aplica también para los casados), ella no quiere decir que tú eres una mala persona, ella quiere decir que quiere más atención.
Nada es personal, todo está teñido de nuestras intenciones, todos tenemos cosas más importantes que hacer que estar pensando en como fregar a otro.

Hace poco mi teoría fue puesta a prueba, resulta que fui digamos ¨víctima¨ de celos profesionales, yo, que no creo en los celos, no podía explicarme racionalmente como esta persona podía estar haciendo algo para dañarme deliberadamente, los celos van en contra de mi teoría.

Yo me he armado con una red de coaches, amigas y consejeras para estos y otros menesteres. Así que me fui a conversar con un grupo maravilloso de mujeres al que pertenezco, cuando llegué a la reunión con ellas sentía un gran dolor en el pecho.

Les conté lo que había pasado y les pedí su ayuda para lidiar con lo sucedido, les dije que había estado dándole vueltas al asunto y no podía ver el verdadero motivo de sus acciones y no sabía como dejarle saber a esta persona que me había herido y mucho menos como resolver el problema, les hice una descripción detallada de la relación que tengo con el agresor y les conté que si bien yo sabía que nadie hace nada para herirte, no podía entender por que estaba en esta situación.

Estas mujeres me explicaron que probablemente yo estaba causando celos con mis acciones y que por eso me habían atacado de esa manera, mi cara fue de incredulidad total, pero luego ellas añadieron: no trates de resolver la situación diciéndole como te sientes lo que debes hacer es valorizar el trabajo de esta persona y dejarle saber lo especial que es, por que realmente lo es.

Todo me hizo perfecto sentido, una vez más el “ataque”  no tenía que ver conmigo, sino con la inseguridad que esta persona estaba sintiendo en ese momento acerca de su propio desenvolvimiento, al decirme las cosas que me dijo  podía hacer ver que su labor era más importante que la mía. No es que estaba buscando que yo así lo pensará, no, ella solamente quería sentirse mejor con ella misma.

Al final de esta reunión salí sin el nudo con el que había llegado y además con mis creencias intactas: “Todos somos protagonistas de nuestra propia vida”.

Si logras hacer este pensamiento parte de tu vida te aseguro que vas a poder vivir con mucho menos rencor, rabias o al menos te puedes evitar o minimizar malos ratos.

Namasté,


Halima

Tags:
0 Comments
Halima Cuadra
1:01 pm

Disciplina y fuerza de voluntad

swim-422546
Hay dos cosas que parecen ser claves para el buen estado físico y mental: fuerza de voluntad y disciplina. Estas palabras es lo primer que viene a mi mente cuanto tengo una tarea o meta que quiero lograr. Luego aparecen muchas excusas para no entrenar, no comer bien o no cuidar mi energía.
 
Tengo amigas que me dicen: "Es que a mi no me gustan los vegetales". A mi tampoco me gustaban, en la casa de mis padres no se comen vegetales o frutas regularmente, supongo que por que a mi mamá no le gustaban mucho.
 
Tengo otras amigas que me dicen: "odio hacer ejercicios".
 
Esta excusa me encanta: "yo no puedo hacer ejercicios por que se me ensucia el pelo y me tengo que hacer blower". Yo no soy deportista, ni maratonista, ni atleta de alto rendimiento; pero encontré dos actividades físicas que me gusta muchísimo: nadar y hacer yoga.
 
Algunos amigos me dicen: "es que para ti es fácil por que no te gusta la carne y eres bien disciplinada con lo que comes". En fin tengo un montón de estas razones por las cuales muchos que conozco no comen bien o no se ejercitan.
 
No soy una persona disciplinada definitivamente y la fuerza de voluntad no me acompaña, siempre me como un pedacito de pastel cuando voy a un cumpleaños y sigo llamando para salir a la misma amiga que me ha dejado plantada mil veces aunque me he jurado no hacerlo más.
 
Gracias a mis instructores y a mi escuela de nutrición descubrí que todo eso de la disciplina es una gran mentira. Sí, así como lees es una mentira. Yo tengo más de cuatro años de haber bajado de peso y mantenerme, quienes me conocen saben que no soy una adicta al gimnasio, todavía salgo a comer por ahí y me tomo un traguito.
 
No cambié mágicamente, lo único que cambió fue que empecé a probar los vegetales gracias a algunas nutricionistas que visité. Empecé a añadirlos a mis comidas, si de algo me sirve ser curiosa ha sido para esto: investigo miro en la web, busco recetas, si abre un restaurante de comida que no conozco voy a conocerlo, si hay una dieta nueva la pruebo.
 
Hoy en día gracias a esta práctica como más cosas que antes, pero he creado un gusto por las cosas naturales, bien preparadas, y sobre todo por cosas con buen sabor y saludables. Sigo comiendo bastante y abundante, mis amigos me dicen cariñosamente “la yogi que más come”.
 
Me niego a pensar que estar saludable debe ser complicado, me niego a pensar que tengo que pasar 3 horas en el gimnasio diarias para estar en mi peso.  Simplemente no me parece sostenible, no va con mi estilo de vida.
 
El cuerpo humano es maravilloso, entre más tiempo pasas comiendo cosas saludables más creas el gusto por ellas y menos te provoca comer comidas rápidas y procesadas. Pasa lo mismo con la actividad física, entre más lo haces más te provoca.
 
Mi recomendación es que pruebes diferentes cosas. Ve a bailar si te gusta, nadar si puedes, correr es barato, prueba el gimnasio, haz de todo hasta que te topes con algo que te encante. Una vez empieces vas a darte cuenta que la actividad física también es adictiva.

 
Entrevista a personas que ya hayan logrado lo que tú quieres lograr. Ve a una nutricionista, coach o psicólogo, busca ayuda, pero sobre todo sé muy curioso y no tomes nada como la verdad absoluta, tú eres el único que realmente se conoce y que realmente sabes como reacciona tu cuerpo.
 
La receta entonces para cumplir nuestras metas de salud, o sueños es: una vez tengas claro lo que quieres encuentra la manera mas divertida y placentera para llegar a ese fin, sino te la estas pasando bien es muy poco probable que quieras seguir haciéndolo y vas a encontrar cualquier excusa para no hacer nada.

Namasté,

Halima

Tags:
0 Comments
Halima Cuadra
7:04 pm

Aprendiendo a meditar

Tengo 8 años de estar tratando de ser lo mas yogi posible, en algunas etapas he estado muy conectada con este deseo en otras muy alejada de esta práctica.

Los últimos 3 años han sido los mas intensos, esto me llevó el año pasado a tomar el profesorado de Yoga para poder compartir esto que siento cuando practico, con los demás. Es una necesidad de compartir el bienestar que me brinda más que cualquier otra cosa buena que me haya traído, y haber hecho el profesorado me trajo un montón de nuevas y maravillosas experiencias que en otro post te contaré.

Una de las cosas que más me llaman la atención del Yoga es la meditación, y así como me llama la atención era una de las partes que encontraba más difícil. No podía sentarme por 5 minutos, al menos quieta con la mente en blanco, ¿quien sintiendo que las piernas se le duermen puede no pensar en eso?, me desanimé muchas veces y lo volví a intentar otras cuando me sentía inspirada o sentía “esta vez si lo voy a lograr”. Probé varias técnicas, compré 3 libros, que no leí, en fin investigué y traté.


Antes de seguir y para que esta historia haga sentido hay otra cosa que tengo que contarte: a mi me gusta cantar.

Mis hermanos se sorprende que lo haga decentemente, cuando era una niña pegaba alaridos horrorosos y molestos cada vez que lo intentaba, me gané la fama de mala cantante, bueno no simplemente mala sino malísima.

Esto me duró hasta principio de mis años veintes. Un día sentada en un bar karaoke tuve un momento que sin ser muy pretenciosa podría llamar de iluminación, lo que pasó fue que por primera vez pude oírme, hasta entonces yo NUNCA me había oído, hasta ese día entendí la molestia que le causaba a mis hermanos cuando cantaba. Y sí fue en un bar karaoke al que asistía a morirme de la envidia de oír a todos cantar menos yo, así de masoquista es uno a esa edad. Ya sé que no era un sitio muy yógico pero este fue el escenario para la primera vez que puedo recordar que me conecté conmigo misma y me oí. Y no tengo mucha experiencia en estar iluminada, o mejor dicho, no sé nada al respecto, pero ese momento definitivamente me lanzó una luz a mi vida. Y una adicción al karaoke que no se me quita.


Volviendo a lo de la meditación, como te estaba contando hay muchas maneras de meditar y yo descubrí una que me ha fascinado y es la meditación cantada, lo cual ahora me es más natural, desde que me oigo. Supongo que puedes agarrar una canción cualquiera y repetirla mil y un vez hasta que logres no tener que pensar en lo que estas diciendo y solo sentir, pero el mundo de los yogis tiene muchas canciones en diferentes idiomas antiguos entre ellos Gurmukhi, ahí te dejo el link a Wikipedia por si quieres saber más sobre este idioma. Al uno no entender exactamente lo que dice es mas fácil no pensar en nada y como nunca antes las has oído pues no te traerán ningún recuerdo, con miedo de sonar cursi me atrevo a decirte que lo que vas a sentir es mágico.

¿Y la postura? Ni te preocupes siéntate de alguna manera cómoda para ti en un principio, y canta, canta, canta.

¿Y si no sabes cantar? Tampoco importa, busca un lugar privado y listo.

A mi esta meditación me ha ayudado a crear resistencia para estar sentada más tiempo, y ahora hasta logro estar un par de minutos tratando de no pensar en nada, una cosa me ha llevado a otra.

Te dejo aquí abajo algunos links de canciones o sites que me gustan para meditar, y cuéntame que tal te va.

http://www.spiritvoyage.com/globalsadhana/expandyourintuition
http://www.youtube.com/watch?v=c1XCS0g6J4A
http://www.youtube.com/watch?v=tZZAAxmAb5A&feature=related

yoga-halima



Namasté,


Halima

Tags: